Editorial cuenta restaurante

Publicado el 21 de diciembre de 2015 | por María Cousido

0

Pagar a escote o cada uno lo suyo: he aquí la cuestión

Al llegar a estas fechas, quien más y quien menos tiene alguna comida o cena de amigos, compañeros de trabajo o de clase. Llega el momento de pedir la cuenta y, cuando llega, empieza el dilema: ¿lo dividimos todo en partes iguales o que cada uno se pague lo suyo? El problema aquí viene de que muchas veces no se sabe con antelación cómo se va a repartir la cuenta, y eso acaba llevando a chascos y malentendidos. ¿Cuántas veces no habremos pensado: “de ser así, me hubiera pedido postre”?

Si se trata de un grupo no muy numeroso, en el que todos son amigos y cada comensal suele pedir más o menos o mismo que el resto, no hay problema. Creo que este tipo de problemática es más común en comidas con gente a la que no conoces tanto (como pueden ser compañeros de clase, del trabajo, del gimnasio, etc.) y en las que a menudo se da por entendido que cada uno pagara lo suyo. Luego, durante la comida, ves que hay gente que empieza a pedir más platos y bebidas -y no precisamente los más baratos de la carta-, pero tú optas por contenerte, ya que no tienes la cartera para grandes fastos. Hasta que llega el momento de la cuenta y se paga a pachas, muchas veces a petición de los que no paraban de pedir cosas.

Además, si se trata de una comida en grupos grandes, las probabilidades de descontrol suben como la espuma y no es raro que a la hora de pagar, falte pasta. Si hay algún gorrón por enmedio, se diluye en el grupo y suele ser consentido por parte del resto, aunque luego haya quien se queje en privado. La verdad es que es una faena cuando varios comensales consumen bastante  más que el resto o piden los platos más caros y luego se opta por pagar a escote. Lo normal sería que, de hacer esto, los mismos que han consumido más que el resto se ofrezcan a pagar su parte y todos estuvieran de acuerdo, sobre todo si la diferencia es muy grosera.

Sé que cada opcion tiene sus fans y sus detractores y, como todos tenemos alguna anécdota al respecto, podéis dejarnos vuestras opiniones, trucos para sacar la cuestión a la hora de la verdad y anécdotas en los comentarios. ¿Es de gente rata pretender que cada uno pague lo suyo? Además, hoy en día todos tenemos calculadora en el móvil y hay apps como Splitwise dedicadas a estos menesteres. Por último, lanzo la siguiente hipótesis: creo que, en las comidas en la que ya se sabe de antemano que la cuenta se va a dividir a partes iguales, la gente tiende a soltarse más a la hora de pedir cosas, engrosando la cuenta final. ¿Estáis de acuerdo?

FOTO: vxla

¡Compártelo!

Tags: , , , , , ,


Sobre el autor

Mujer orquesta, creadora de Vigo Low Cost junto con Fer Martínez. Originaria de la Travesía -te marca de por vida-, su mayor afición es la fotografía.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Subir ↑